Saltear al contenido principal

Francisco Izquierdo nace en Granada en 1927, en el barrio de Real de Cartuja, siendo bautizado en la parroquia de San Ildefonso. Hasta 1936 vive en Arjona (Jaén), pero la guerra civil sorprende a su familia en Nívar, donde veraneaban. Después de finalizar la guerra, regresa de nuevo a Arjona donde continúa sus estudios, publica sus primeros cuentos y obtiene un galardón por el poema Andalucía, daño cardinal, hasta que en 1944 vuelve a Granada para estudiar Magisterio. Con sólo 21 años es nombrado Director de la Casa de Reforma de San Miguel, cargo que desempeñó hasta 1952. En ese tiempo asiste a algunas clases de pintura con Pablo Vergara y Hermenegildo Lanz, e instala su estudio en la torre de la Iglesia de San Cristóbal, en el Albayzín, y allí conoce a la que pronto será su novia, Emilia Olmo Muñoz.

Durante los años 50 toma parte en la fundación de varias revistas: Linares, de Jaén, y las granadinas Norma, Forma y Diálogo, en las que participa con diseños, ilustraciones y artículos. También colabora con dibujos y textos en los diarios Patria e Ideal, ambos de Granada. Es una época en la que tiene la oportunidad de conocer, y de entablar buena amistad, con un nutrido grupo de jóvenes artistas que se inician en el mundo cultural granadino: el filósofo Antonio Aróstegui, el poeta Víctor Andrés Catena, el pintor Manuel Rivera, el escultor Francisco López Burgos, y otros creadores como Antonio Moscoso, Gerardo Rosales, Lina Anguiano, José Carlos Gallardo, Eduardo Molina Fajardo, Pepe García Lomas, Juan Muñoz, Nono García Carrillo, etc. Fruto de esta atmósfera creativa nació el grupo de vanguardia la Abadía Azul y las Ediciones CAM.

Aparte de una temprana exhibición de sus dibujos en Arjona ya en el año 46, expone durante los años 1953 y 1954 sus primeros cuadros Abstractos en la Casa de América de Granada, que fueron una innovación para la época. Más adelante expondrá también, además de en Granada, en Almería, Barcelona y Bilbao, siendo finalista de los concursos nacionales de Pintura, en Madrid, en 1954 y 1957. Su obra viaja a Ginebra en 1956, como parte de la muestra Cinco artistas andaluces, y más tarde, en 1959, a Lisboa para la exposición Pintura Española Contemporánea. Entre sus series de dibujos de este periodo cabe destacar Metamorfosis del hombre en silla, en tinta china y acuarelas.

En 1953 Antonio Montero le requiere en Madrid como redactor gráfico de la revista Ecclesia. Paco y Emilita se casan en 1955 en San Cristóbal, y juntos se trasladan a Madrid donde mantendrán su residencia y tendrán cinco hijos. Ese mismo año, con un grupo de amigos periodistas funda la Editorial PPC, en la que trabajará durante 33 años en estrecha colaboración con Manuel Sobrado, José María Pérez Lozano y el fotógrafo Juan Barberán. Fue Director Artístico de la editorial y Vicepresidente de la misma durante 4 años. También participa en la fundación del semanario Vida Nueva, de amplia difusión en América Latina y que aún hoy se edita; y de Los Nazaritas (1954-1980), agrupación de artistas y escritores de la que fue representante oficial en Madrid. Gran aficionado al cine, funda la revista FILM IDEAL, en la que interviene como director artístico, dibujante y redactor. En este ámbito de la cultura madrileña conoce a José María Cabodevilla, José Luis Martín Descalzo, Dámaso Santos, Bernardino M. Hernando, Manuel Alcántara, Juan Miguel Lamet, José Luis Garci, Juan Cobos, Enrique García Calvo, José López Rubio, y muchos otros. Participa en tertulias literarias de la época, y forma parte de los colectivos Grupo Aldar, de Granada, y de la Agrupación Amigos de Granada y el Instituto Cultural Andaluz, ambos en Madrid.

En los años 60 tiene una intensa actividad creativa en su faceta literaria, publica varios libros de leyendas y relatos entre 1962 y 1967, y otros ejemplares de orientación pedagógica enfocados principalmente hacia los niños y las técnicas de pintura. En 1966 funda la Editorial AZUR/Izquierdo, una de sus más atractivas creaciones, ya que sirvió de impulso y reconocimiento de muchos autores noveles, algunos de los cuales se iniciaron en AZUR con sus óperas primas. En las distintas colecciones de esta editorial se encuentran títulos de Jesús Torbado, Juan José Plans, Francisco Umbral, Rodrigo Rubio, Jorge Cela Trulock, Raúl Torres, Meliano Peraile, Manuel Summers, Juan Miguel Lamet, Miguel Fernández-Braso, Alfonso Martínez Mena, José Marín Medina, Alejandro Fernández Pombo, etc. Y los poetas Marco Ricardo Barnatán, Luis Alberto de Cuenca, Luis Antonio de Villena y Javier Lostalé. Fue director, maquetador y editor de esta firma durante 15 años.

Dos de sus libros más significativos aparecen en esta época. En 1967 publica la colección de relatos Las Bestias y otros ejemplos, una magnífica construcción literaria. Y después de varios años de recorrer las Alpujarras en los más variopintos medios de transporte, acompañado en algunas ocasiones de su hermana Beatriz y su cuñado Modesto, se edita en 1969 el singular libro de viajes El Apócrifo de la Alpujarra Alta, al que le fue concedido el Premio Nacional de Literatura en el siguiente año; eso sí, sólo durante un día, ya que fue impugnado por un miembro del jurado al argumentar (infundadamente) que en el texto se atacaba al ejército.

Entre 1963 y 1966 también participa como editor en el semanario Península y en las revistas Alameda y Hogar 2000.

Realiza varias exposiciones en galerías de Córdoba, Málaga, Granada (Centro Artístico, Galería Wildon House) y Madrid. En sus pinturas y dibujos experimenta con óleotemples, tintas, ceras y composiciones con arpilleras y telas: Elementos de Física, Fábrica, Monstruos de paseo. En cuanto al grabado, es miembro del Grupo Dasein desde su fundación en 1962, y del Grupo Wildon House desde su constitución en 1965. En ese año realiza en planchas litográficas la serie de grabados Bestiario I.

Durante la década de los 70 se amplifica su labor como creador literario y a la vez como editor, ilustrador y diseñador gráfico. En cuanto a creación literaria, aparece otro de sus más interesantes libros de relatos Fiesta de cuerpo presente (1973), que también ilustra; un grimorio-guía del enemigo malo Demontres, diantres y cachidiablos (1974); y uno de sus pocos libros de poemas, de título hermético, Hierograma (1976). Sale a la calle un número considerable de publicaciones de ensayo y estudio sobre Granada: Historia de la imprenta en Granada e Imagen de Granada (1973), Grabadores granadinos del siglo XVI al XIX (1974), Xilografía granadina del siglo XVII (1975), Guía de las guías de Granada (1976), y El Zacatín de Granada (1978). En 1977 aparece su ya famosa Guía Secreta de Granada, de la editorial Alborak de Madrid.

Emprende la edición de la Gran Enciclopedia de Andalucía (1979, Madrid-Granada-Sevilla), en la que ejerció de director artístico y en la que publicó 500 años de “Ay de mi Alhama”. Asimismo, pone en marcha la revista Al’Nazarí en 1976, y los Papeles Nazaritas, que se mantendrán desde 1975 hasta 1990. Dirige también la colección Pliegos del Sur, en la que se podían encontrar originales de autores como Luis Rosales, Manuel Andújar, Andrés Segovia, Manuel Ríos Ruiz y José Luis Núñez, entre otros. Aparte de estas ediciones, durante varios años ilustra las portadas y secciones poéticas de los diarios madrileños ABC y YA.

Desarrolla una intensa actividad pictórica, con exposiciones de pintura fundamentalmente en Madrid: Galería Cultart, Tienda de Arte, Galería Rayuela, Galería Passagali. Expone en la Galería Meliá de Granada, en Valladolid, Cuenca y Toledo. Destaca la exposición, en 1977, Artistas Granadinos en la UNESCO, celebrada en París dentro de unas jornadas sobre Granada, con su participación en las secciones de pintura y cortometrajes. También figura obra suya en la exposición Artistas de la Real Academia de Bellas Artes de Granada (1979). Junto con los grabadores, pintores y escritores Cayetano Aníbal, Dolores Montijano, Teiko Mori, García Lomas, Brazam, Francisco Ramírez, Rafael Guillén, Ladrón de Guevara, Antonio Carvajal y José Lupiañez participa en la fundación del Grupo Aldar, con el que realiza, hasta 1981, varias exposiciones de grabados.

Aunque en esta época predomina el óleo en sus pinturas (Paisajes granadinos, Retablo de iconografías, etc.), expone sus primeros Autosaurios entre 1972 y 1974, a la par que experimenta con la técnica del monocalco en sus series Temas ibéricos, La Recua, Homenaje a Klee, Andróginos, itífalos, viragos, machorras y filenos, Río Júcar, y Los Montes.

Ejerce de Director-gerente de la galería Tienda de Arte, de Madrid, durante cuatro años, preside el Instituto Cultural Andaluz en los años siguientes, y es nombrado Académico Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de Granada.

A comienzos de los 80 recibe el premio Blanco White de Narrativa Andaluza, de Sevilla, por el libro de relatos El rumor del dies irae, y en el año 1986 sale a la luz la colección de cuentos dedicada a sus amigos Crónicas del buen trote. La década de los 80 deja un importante sedimento de obras cuyo eje central es, en sus más variados aspectos, Granada. Y, como veremos, no sólo en la escritura, sino también en su proyección plástica. De sus escritos sobre temas granadinos destaca el libro de crónicas -propias y facsímiles- Guerrillas civiles de Granada (1987). Además del ensayo Apografía y plagio en el grabado de tema granadino (Sevilla, 1982), edita el cronicón granadino Río Darro (Madrid, 1980). En la Serie ÁLBUM, de la editorial AZUR, aparecen textos sobre los patios árabes, las fotografías más antiguas del Albayzín, o los grabadores de los siglos XVI y XVII. En 1981 emprende con Cayetano Aníbal, Rafael Guillén, Mariano Cruz y Manuel Rodríguez de la Zubia, una colección sobre temas del Albayzín apodada Los Papeles del Carro de San Pedro, en la que publica las monografías ¿Qué es el Albayzín? y Sobre los nombres de las calles. También desde Madrid realiza una gran labor de divulgación de la historia y la cultura granadina. En el diario YA, de 1979 a 1981, se imprimen varios reportajes entorno al Albayzín, las mezquitas, el ferrocarril eléctrico de Sierra Nevada, el descubrimiento de América y los moriscos, o la vida de Mariana de Pineda, sobre la que disertaría en varias conferencias. Otra serie de artículos, bajo el epígrafe de Papeles curiosos granadinos, dedicados a las figuras de Fray Hernando de Talavera, Simón de Argote, Juan Velázquez de Echeverría, el doctor Olóriz o el impresor Andrés de Burgos, se editan en la La Hoja del Lunes durante 1981. Tanto en el periódico IDEAL como en la Revista Andalucía Libre, aparecen durante varios años sus Quimeras Granaínas, y otras investigaciones de temas netamente granadinos. Entre 1989 y 1992, animado por Manuel Titos, dirige la Biblioteca General del Sur, colección editada por la Caja General de Ahorros de Granada, sobre autores granadinos, almerienses y jiennenses de todas las épocas: Diego Hurtado de Mendoza, Francisco Martínez de la Rosa, Pedro Antonio de Alarcón, Ángel Ganivet, Natalio Rivas, Carmen de Burgos “Colombine”, Francisco Ayala, Rafael Guillén, José Asenjo Sedano, Julio Alfredo Egea, Antonio Aróstegui, etc.

Además, en la Revista Vida Nueva, entre 1987 y 1988, mantiene una página con artículos e ilustraciones, de intención satírica: Efímeros y Efimérides.

En cuanto a su pintura, alguna de las exposiciones más significativas se producen entre 1982 y 1988: Grupo heterónimo, Tópicos granadinos, 30 años de obra gráfica, Pintores andaluces contemporáneos, y Pintores de la Real Academia de Bellas Artes de Granada. Y varias de grabados: Homenaje a Picasso, Grabadores andaluces hoy, y 12 grabadores. Es en 1988 cuando se incorpora al Taller de grabado experimental El Realejo, de Granada, hasta el año 2004. En dibujo, continúa con nuevas series de monocalcos, algunos para exposiciones y otras aparecidas en distintas publicaciones: Bestiario III y Poyemas andaluces (1980); Propuesta de pelucas y miriñaques y La última frontera (1983); Caballos, y Tópicos granadinos (1984); y la serie de acuarelas Evolución del Gasterópodo según las estaciones del año, editada por la Comunidad de Castilla-La Mancha en 1982.

Es nombrado Académico Correspondiente de la Real Academia de Córdoba de las Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes. En 1987 regresa con su esposa Emilita definitivamente a Granada, para instalarse en una casa del Albayzín.

Apenas iniciados los 90, recibe el encargo de la editorial El País-Aguilar, de componer una Guía de Granada, que será reeditada en tres ocasiones. También en 1991 aparece una antología de sus relatos, Campo Raso, a cargo de la editorial Ubago. Asimismo, participa en la edición de los fascículos Comarcas de Granada, del periódico IDEAL; en las del Festival Internacional de Música y Danza, Panoramas clásicos de Granada; en la Crónica de Alhamar y en la reproducción facsímil de Los monfíes de las Alpujarras, de Manuel Fernández y González.

No podía faltar su producción en torno a los dibujantes y grabadores romanticistas: David Roberts. La tesis romántica (1991), La formación del punto de vista en el grabado de tema granadino (1994), El punto de vista en la iconografía romántica (1995), El grabado y la imprenta granadina en los siglos XIX y XX (1996), Nuevos procedimientos de estampación: el grabado en los siglos XIX y XX (1997), San Francisco en la Estampa granadina (1999). Otros textos de temas granadinos los encontramos en muy diversas publicaciones y de muy variada materia: sobre las fotografías del doctor Olóriz (1995 y 1996), los autores granadinos de una sola novela (1992), el Sacromonte, los cuentos de la Alambra o la artesanía granadina; o entorno a las figuras de Pedro Antonio de Alarcón, Mariano Bertuchi, y García Lorca.

Esta recurrencia la encontramos también en sus obras plásticas. Las exposiciones de pintura, dibujos y fundamentalmente grabados, se presentan sobretodo en Granada: Grabadores en Granada y El Albayzín visto por ocho artistas (1990); Desnudos (1991), Granada ante el 92, Mirando a Miró, y Trazos (93); El Realejo según El Realejo y Las Alpujarras-Sierra Nevada (1997); Retablillo lorquiano (1998), y Arte Contemporáneo para el Sáhara (1999). Pero el acontecimiento más representativo del momento es la exposición itinerante Aproximación iconográfica a Manuel de Falla, una notable colección de óleos y dibujos sobre la obra y vida del músico, que recorre varias ciudades andaluzas en el transcurso de 1996. Otras exposiciones, en muchas ocasiones promovidas por el Taller El Realejo, se desarrollan en Almería, Jaén, Ceuta y Melilla, Marbella Málaga, Madrid, Sevilla, Toledo. Fuera de España, en Nador y Alhucemas (Marruecos), Japón, San Petersburgo (Rusia), Santo Domingo (República Dominicana), y San Juan de Puerto Rico.

Sus series de dibujos y grabados se publican en distintas revistas, libros o carpetas de suscripción: Viento del Sur (Homenaje a García Lorca), El olvido y la memoria, El arte de grabar en Granada, en 1990. Teatro y Sociedad, El curso de los meses, Las rutas de Al-Andalus y El Albayzín, entre 1992 y 1996. Y los dibujos sobre personajes granadinos para su acuñación en monedas conmemorativas, por el diario IDEAL, en 1994.

De 1990 a 2001 desempeña el cargo de Vicepresidente del Centro de Estudios Históricos de Granada y su Reino. Es nombrado académico numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Granada en 1991, momento en el que pronuncia el discurso sobre Dibujantes granadinos del romanticismo. Al año siguiente es elegido Presidente de esta Real Academia, cargo que ocupará hasta el 2000; entonces pone en marcha los ejemplares de Capitel, suplemento del Boletín que pretende divulgar el patrimonio artístico y cultural de la ciudad.

Entre el 2000 y el 2004 varias obras de Francisco Izquierdo ven la luz editorial. Granada fingida es un ensayo irónico que aparece en 2002 de la mano de la Diputación Provincial. La novela Fasto Solano, galardonada anteriormente con el Premio Aljarafe de Sevilla bajo el título de Los Judas, aparece en la editorial Dauro en 2003. También la Asociación de la Prensa publica una Antología de Puerta Real, donde figura una selección de los artículos aparecidos en esta sección de IDEAL. Finalmente, la editorial Mirto-Academia (Academia de Buenas Letras de Granada), edita su novela póstuma El Alacrán.
No pueden faltar las series de publicaciones habituales sobre Granada: su guía sobre la Ruta de los Nasaríes, de El Legado Andalusí (2001), La Granada Tópica (2000), Escenarios flamencos de Granada (Sevilla, 2002), Escribir en Granada (Granada, 2003). Y de manera sobresaliente la exposición y catálogo de La Estampa devota granadina. Siglos XVI al XIX, realizada en el Museo-Casa de los Tiros en 2003.
Como se menciona anteriormente, colaboró con el periódico IDEAL con su columna semanal en Puerta Real durante 8 años (1987-2004), y en la revista La Capa, de Beas de Granada con artículos e ilustraciones desde 1985 al 2000.

Se suceden varias exposiciones de pintura, dibujos y grabados en diversas ciudades andaluzas: Ayuda en Acción, Tiempo de deseo, y Estampas para la paz (2000), Andaluc’z’sías (2001), Los Caminos de Eros y Cuentos y sueños (2003), 20 años del taller El Realejo, Granada Arte hoy, y Francisco Izquierdo y Arjona (2005). Aparte de las 32 exposiciones individuales y 75 colectivas realizadas a lo largo de su vida, abordó varias obras murales, algunas de las cuales se conservan aún en Logroño, Salamanca, Reus, Jaén, Madrid y Munich.

Pronuncia dos discursos en la Academia de Buenas Letras de Granada, como académico supernumerario, en 2003 y 2004: El relato en la literatura granadina del siglo XIX (tradiciones, leyendas y cuadros de costumbre), y Mariana de Pineda, mártir de la leyenda. Precisamente su última gestión en el mundo de las letras fue la creación de la ACADEMIA DE BUENAS LETRAS DE GRANADA.

Cofundador y único promotor de la Corporación, a lo largo de siete años, ve realizado su proyecto cuando la Junta de Andalucía lo aprueba el 4 de septiembre de 2001.

Aunque desde 1987 reside en su casa albaicinera, muere en Madrid el 3 de septiembre de 2004, siendo enterrado junto a su mujer Emilita, fallecida en 1992, en el Cementerio de San José. El 25 de abril de 2005 el Ayuntamiento de Granada le concede la MEDALLA DE ORO AL MÉRITO POR LA CIUDAD.

En su labor como ilustrador, maquetador y diseñador gráfico, colaboró en numerosas revistas y editoriales. Algunas de las más significativas son: La Estafeta Literaria, Razón y Fe, Vida Nueva, Extramuros, Bib-Rambla, The Commenwelt, Vía Libre, Blanco y Negro, Península, Incunable y La Actualidad Española. En cuanto a editoriales, aparte de las ya mencionadas, podemos señalar algunas nacionales Alfaguara, Ediciones Anaya, Ayuso/Endymion, Espasa Calpe, Fundación Juan March, Incunable, Iber Libros, Libertarias/Prodhufi, El Observatorio, Marsiega, Narcea Ediciones, Península, Renfe y Urbión; e internacionales como Bonacci (Roma), Epasi (Cuba), Guadalupe Limited y Monte Ávila (Colombia), Selecciones del Readers Digest (EEUU) y Universidad de La Antigua (Panamá).
Por otro lado, su pintura figura en los siguientes pinacotecas: Museo Nacional de Arte Contemporáneo, Biblioteca Nacional, Real Academia de San Fernando, y Calcografía Nacional (Madrid); Real Academia de Bellas Artes de Granada, Caja General de Ahorros de Granada y Museo Casa de los Tiros (Granada); Ayuntamiento de Arjona y Museo de Bellas Artes (Jaén); Junta de Andalucía (Sevilla) y Museo del Grabado Español Contemporáneo (Marbella), además de en el Museo de El Ermitage (San Petersburgo) y la Galería Republicana de Arte (Minks. Bielorrusia).

En el campo de la cinematografía, en 1960 fundó la productora de cine EFA (Experimental Film Animation), en la que filmó algunos cortos y largometrajes. Durante tres años se emitieron en Televisión Española diversos documentales, y escribió guiones para películas de dibujos animados, especialmente para la productora norteamericana Hanna y Barbera. En películas de animación cabe destacar dos largometrajes: El Gripoterio (1970) por el que consiguió el premio “Pelayo de Oro” al mejor guión en el Festival de Cine de Gijón. Y Paco Pum, premio al guión en el Festival de Montreaux (1971) y Primer Premio al guión en el Festival de Cine de Canadá (1972). Cofundador de la revista Film Ideal (Madrid), participó en otras publicaciones de índole cinematográfica Cineclub Fas (San Sebastián). Cine-Estudio (Madrid), y Nickel Odeón (Madrid).

Aparte del efímero premio Nacional de Literatura, en 1970, por El apócrifo de la Alpujarra Alta, ya mencionado anteriormente, algunos de los galardones literarios concedidos fueron Ateneo de Sevilla (Sevilla), Francisco García Pavón (Ciudad Real), el premio nacional de Periodismo González Ruiz (Madrid), Puerta de Plata (Madrid), Blanco White (Sevilla) y Aljarafe (Sevilla).

REFERENCIAS sobre su obra gráfica y literaria:

  • Narrativa española, de Rodrigo Rubio (Madrid, 1970)
  • De escritor a escritor, de Miguel Fernández-Braso (Madrid, 1971)
  • Estudios sobre el cuento contemporáneo español, de Erna Brandenberger (Madrid, 1972)
  • Introducción y proceso a la nueva narrativa andaluza, de Juan de Dios Ruiz Copete
    (Sevilla, 1973)
  • Francisco Izquierdo, experto en Granada, de Manuel García Viñó (Sevilla, 1978)
  • Razón de amor. Cuentos eróticos de escritores granadinos (Granada, 1987)
  • Novelar en Granada, de José Antonio Fortes (Ed. Libertarias. Madrid, 1987)
  • Diccionario de escritores granadinos (siglos VIII al XX) de José Ortega y Celia
    del Moral (Universidad de Granada y Diputación Provincial. (Granada, 1991)
  • Campo raso, prólogo de Antonio Enrique. (Ed. Ánade. Granada, 1991)
  • Granada, fábrica de libros. Nuevos Paseos por Granada, de Manuel Martín.
    (Caja General de Ahorros. Granada 1992)
  • La Alpujarra, de Miguel Carrascosa (Universidad de Granada. 1992)
  • Francisco Izquierdo, algo más que un pintor, de Antonio Aróstegui (Aproximación iconográfica a Manuel de Falla. Fundación Caja de Granada. Granada, 1996)
  • Literatura en Granada (1898-1998), de Amelina Correa. (Dip. de Granada. 1999)
  • El Albayzín en las leyendas, las tradiciones y la literatura, de Miguel Carrascosa (Proyecto Sur de Ediciones. Granada, 2002)
  • Francisco Izquierdo: un nombre granadino para la Historia de las Letras y del Arte en el siglo XX. Rafael Guillén. (Discurso en su recepción pública como académico supernumerario de la Academia de Buenas Letras de Granada. 2004).

Estudios sobre su obra gráfica

  • Pintores abstractos en la III Bienal Hispanoamericana. Eduardo Cirlot. (Revista
    Goya, 1955).
  • 4 Pintores de María: Izquierdo, Caballero, García Calvo y Ortas. José María
    Pérez Lozano. (Semanario Signo. Madrid, 1956).
  • Francisco Izquierdo dibujante. Xavier Montes. (Cuaderno Tierra Calma. Madrid, 1958).
  • Minitexturas de Francisco Izquierdo. Julio Montalvillo. (Munich, 1960).
  • Artistas Informalistas. Luis González Robles. (Mundo Hispánico. Madrid, 1961).
  • Paco Izquierdo: pintor, escritor y editor. M. Fernández-Braso. (Diario Pueblo.
    Madrid, 1968).
  • Las invenciones de Paco Izquierdo. José de Castro Arines. (Madrid, 1969).
  • Retablo de iconografías. Manuel Aguilar y José Luis Martín Descalzo. (Madrid, 1971).
  • Los viejos santos nuevos de Izquierdo. Raúl Chávarri. (Diario YA. Madrid, 1971).
  • Autosaurio de Francisco Izquierdo. Bernardino Martínez Hernando. (Madrid, 1973).
  • Izquierdo. A. García Viñolas. (Diario Pueblo. Madrid, 1973).
  • Las adivinanzas de Izquierdo. Luis López Anglada. (Estafeta Literaria. Madrid, 1973).
  • Autosaurio de Izquierdo. Manuel Fernández-Braso. (ABC. Madrid, 1973).
  • 60 años de arte granadino (1900-1962). Antonio Aróstegui y Antonio López Ruiz. (1974).
  • Izquierdo. Cecilio Barberán. Artistas Granadinos de Hoy. (Madrid, 1957 y 1976).
  • Izquierdo. Dibujos de 1945 a 1975. Antonio Aróstegui. (Madrid, 1975).
  • Andróginos, itífalos, viragos, machorras y filenos. Raúl Torres. (Madrid, 1976).
  • Francisco Izquierdo, experto en Granada. M. García Viñó. (Sevilla. 1978).
  • Paco Izquierdo. Granada sin ir más lejos. Tico Medina. (Patria. 1980).
  • Tópicos granadinos de Francisco Izquierdo. J. J. Ruíz Rico, Rafael Guillén,
    Antonio Aróstegui, José Luque y Carlos Areán. (Granada, 1984).
  • Izquierdo, treinta años de obra gráfica. Mateo Revilla Uceda, Rafael Guillén,
    M. Rodríguez de la Zubia y Cayetano Aníbal. (Granada, 1987).
  • Francisco Izquierdo. Aproximación iconográfica a Manuel de Falla. Julio
    Rodríguez López, Manuel Titos y Antonio Aróstegui. (Granada, 1996).
  • Francisco Izquierdo, el don de la genialidad. Víctor Corcoba. (Granada Costa, 2001).
Volver arriba