Saltear al contenido principal

Izquierdo utiliza dos métodos dibujísticos. Un dibujo de trazo fuerte pero discontinuo y manchas informes que define pesada y gráficamente la forma. Así por ejemplo, la serie de Mujeres (1957). O la más reciente de Poyemas andaluces, si bien en esta emplea un dibujo más complejo y más rico en recursos, conteniendo una cierta gestualidad que acentúa la expresividad tensa de la forma.

El otro método dibujístico- y con el que consigue mayores logros- procede del gusto picassiano; formas concretas mediante una delicada línea de contornos que va describiendo las formas. Obteniendo una calidad similar a la fina y precisa del grabado de punta seca.
No obstante lo dicho anteriormente sus recursos dibujísticos son más amplios. Junto a estos dos sistemas básicos emplea una tercera modalidad consistente en diseñar formas a partir de manchas surcadas por infinidad de pequeños vacíos a través de los cuales se incorpora, como un elemento grafico más, el blanco papel del soporte. A veces introduce pequeñas notas de color (pastel) que acentúa la vivacidad y pictoricidad de estos dibujos, como en la serie Propuestas de pelucas y miriñaques.

El dibujo par Izquierdo es simplemente medio para iluminar un mundo donde coexisten motivos de paisajes elementales, tipos y objetos cotidianos de una civilización rural y el sexo popularmente entendido junto a otros motivos más refinados de procedencia literaria culta. En los títulos y comentarios que a veces acompañan los dibujos intenta justificarlos con una estética popular, elemental y primaria, pero es una falsa justificación; bajo aquellos se esconde un mundo más sutil y refinado, como el de erotismo donde aúna fineza de dibujo y de ironía.

Mateo Revilla Uce

Volver arriba