Saltear al contenido principal

 

“Desnudos”. Pinturas. Casa de Yanguas y Galería Sureste. Granada.  Julio, 1991. 

 El desnudo femenino, protagonista de la exposición de Francisco Izquierdo en el Albaicín

Extracto de la entrevista realizada por Carmen Azcoitia en julio de 1991

Izquierdo.Desnudos

El pintor granadino Francisco Izquierdo presentó el martes pasado, una exposición de desnudos femeninos. El marco fue inigualable, La casa de Yanguas, en el barrio del Albaicín. El pintor había adquirido un compromiso con Juan Moll, propietario del carmen donde se celebró el acto, desde hacía ya tres veranos; pero éste, presionando al pintor un poco más este año, ha logrado que sus cuadros se expongan en este bello rincón granadino. Paco —como cariñosamente le llaman sus amigos— ha querido regalarnos la vista con unos cuadros muy espontáneos, llenos de vida, de color, con una frescura que quedaba realzada por el verdor y la luz del carmen, «son modelos de mujeres puramente imaginativas, hechos con mucha soltura quizá un poco macizas».

En un principio la exposición iba a tener un tema muy diferente, *pensaba hacer una exposición de billetes de curso ilegal, grandes cuadros donde mis amigos fueran los tíos que estuvieran pintados y tuvieran un valor según mi percepción, de dos millones a una perra gorda». Pero estos cuadros, mucho más lentos de elaborar no hubieran estado listos para este verano. Por lo tanto se optó por los desnudos.

Esta es la primera exposición de desnudos del pintor, antes había hecho algunas pinturas sueltas, pero nunca un monográfico. Nos confiesa que la dificultad estriba en hacerlos todos distintos que no resulte monótona. Todos los cuadros expuestos han sido realizados expresamente para este evento. Ha sido realmente un récord, Izquierdo ha realizado los veinte cuadros en aproximadamente quince días, con una media de tres cuadros diarios.

Académico granadino

Francisco Izquierdo fue nombrado este mismo año, miembro de la Real Academia de Bellas Artes Nuestra Señora de las Angustias de Granada, además de haber publicado dos libros, Campo raso y Guía de Granada, y escrito un tercero que está apunto de salir al mercado, «todo es dedicarle tiempo y si se le tiene cariño al tiempo, cunde mucho». En estos momentos está preparando una exposición que tiene previsto terminar para noviembre en la que el tema será totalmente distinto al de ésta. Será una semiabstracción, «no tengo conciencia de seguir un estilo, no soy maniático a ese respecto. Para mi el estilo es la personalidad. Hago cosas muy diferentes sin embargo todos los que conocen mi pintura saben distinguir un cuadro mió».

Granadino de pura cepa, Izquierdo, estuvo ausente de su tierra durante 37 años que los pasó en Madrid, pero nunca perdió el contacto pues todos los meses, una o dos veces se dejaba ver por estas tierras. Desde 1987 reside en Granada y respecto a la influencia que esta mágica ciudad tiene sobre la pintura, «es posible que influya al retratar la ciudad o el paisaje, pero no cuando se pinta sin tema o todo lo contrario, con temas muy definidos. Donde si influye es en el carácter, en la luz, en el color. Por ejemplo mis desnudos están realizados con muchas redondeces, esto es mi reflejo de las mujeres de esta tierra»

Volver arriba