Saltear al contenido principal

Las bestias

Las bestias y otros ejemplos; Madrid, Azur, 1967; 96 págs.

A Jules Renard, el concepto “bestia humana” le parecía excesivo; para él no existía otra cosa que el “hombre bestia”, condición por la que un ser espiritual, según Voisenon, daría la mitad de su vida. En los ejemplos del presente libro, sin embargo, no se trata de señalar una u otra definición, ni siquiera de insistir en la brutalidad de la acción humana, si no que se trata de mostrar la estupidez, único poso del hombre tras el pecado.

Contiene los siguientes cuentos: Los Felicianos, Soledad de hermosas nubes, Embarazo, Lluvia para maldecir, El alcaudón, El arco de tirar demonios, Toco a muerto con jazz. Lleva, además, una introducción titulada «A guisa de pruebas», que incluye cuatro historias de una página cada una. Es, quizá, la obra más significativa de Francisco Izquierdo porque, desde las primeras páginas de este libro, se percibe esa humanidad que se extenderá al resto de sus relatos posteriores. Todos tienen como protagonista al ser humano y lo brutal que puede resultar su existencia, llevada en muchos casos a extremos insospechados. La soledad y la actitud ante la vida viene a reforzar el singular perfil que el granadino ha querido dar a sus seres inventados.

Volver arriba